segunda-feira, 25 de janeiro de 2010

Vila Cerdeira [CLIJ]


Vila Cerdeira es el nombre de un pequeño pueblo, con pocos habitantes, cuatro casas y una plaza en la que hay un pozo que no da agua y, junto a él, un cerezo que da buena sombra. Con este escenario como fondo, el autor construye un relato “coral”, una historia en la que se van entretejiendo las vidas de los habitantes del pueblo, el presente con el pasado e, incluso, pueden tomar cuerpo personajes de las viejas leyendas que también forman parte del espíritu colectivo de la pequeña comunidad. El clima que se crea está a medio camino entre la realidad y los sueños, y el pueblo entero y sus habitantes parecen flotar en una neblina intemporal y onírica.

La forma de narrar por la que ha optado el autor es de una gran concisión y aparente sencillez, con un estilo que nos ha recordado en muchos aspectos al gran Juan Farias, incluso en la presencia de un anónimo receptor al que se alude como “señor” y al que parece que la voz narradora dirige sus palabras. Las frases, breves y precisas, están cargadas de sugerencias y connotaciones; se recurre a un paralelismo en las enumeraciones, se reiteran formas con una utilización del lenguaje narrativo que busca apropiarse de la oralidad y también de la poesía. Los personajes, eficazmente retratados por medio de escasos trazos, semejan arquetipos, figuras de un mosaico que va cobrando forma, pasando de la individualidad al conjunto y otra vez a la individualidad ...

Un libro muy hermoso que se enriquece con las bellas ilustraciones de Cobas.

[Mª Jesús Fernández no número 191 dos Cuadernos de Literatura Infantil y Juvenil, marzo de 2006]

Sem comentários:

Enviar um comentário